Archivo de la etiqueta: working dog

TEST DE ACTITUDES NATURALES Y PRUEBAS DE TRABAJO DEL ALANO ESPAÑOL

En el actual documento se presentan los test de aptitudes naturales y las pruebas de trabajo de las siguientes áreas:

 

  1. Test de aptitudes naturales.
  2. Pruebas de trabajo
    1. Pruebas de trabajo venatorio.
    2. Pruebas de trabajo en adiestramiento.

 

Estas pruebas de trabajo propuestas por el Club del alano español tienen por objeto medir de manera clara y objetiva la capacidad para desempeñar algunas de las utilidades de nuestros alanos, y de manera indirecta poder establecer criterios a cerca de la selección de los ejemplares mejor dotados para el desempeño de las mencionadas funciones, y así servir de método de selección para la reproducción de los más cualificados.

 

Así mismo, para poder valorar la calidad total de los Alanos deberemos cruzar estos resultados con las valoraciones morfológicas que permitan destacar los ejemplares mejor definidos en el estándar de la raza, depositado en la RSCE y defendido por este Club.

 

Ni los test ni las pruebas específicas son obligatorias para ningún alano inscrito en el libro de registro del Club ni de la RSCE, si lo serán en cambio, si se desea solicitar el alta de una camada “recomendada” por el Club, en cuyo caso ambos progenitores deberán haber cumplido consecutivamente ambos pasos: el test y la prueba específica, así como la valoración morfológica. Del mismo modo, serán de obligado cumplimiento para aquellos ejemplares que aspiren a ser destacados en el Registro Español de Alanos y Logros del Club (REAL), o para ser nominado entre los ejemplares de la Clase Campeones del Club, lo cual proponemos que sea igualmente acordado para las valoraciones realizadas en las pruebas de la RSCE.

 

REGLAMENTO DE LAS PRUEBAS

 

  1. TEST TE APTITUDES NATURALES.

 

Las aptitudes naturales de los alanos deben ser exactamente las mismas, de forma innata, con independencia de la función a la que vayan a ser dedicados estos en su etapa adulta, al ser nuestra raza una raza canina sociable, inteligente, segura y equilibrada.

 

La forma ideal de valorar estas aptitudes es sin que sean enmascaradas o adquiridas por medio del entrenamiento, por lo cual, lo recomendable será que sean realizadas en la juventud del ejemplar, desde los 10 meses de edad hasta no mucho más de los 18. En el caso en el que no haya sido posible realizar los test en esta etapa del alano, nos veremos obligados a realizarlas con posterioridad, aunque esta opción no sea la más recomendable.

 

Para ello nos basaremos en las pruebas internacionales aprobadas por la FCI denominadas como BH o test de carácter y sociabilidad, en alemán BegleitHund (perro compañero) usadas para todos los perros de utilidad y deporte, entre los que se encuentra nuestro Alano español.

 

Según se expresa en el reglamento recogido por la RSCE, para realizar este test es precisa la obtención de la consiguiente cartilla de trabajo.

 

Los Jueces que pueden valorar estas pruebas serán según se recoge en el Reglamento de la RSCE o bien Jueces homologados por el Club, en cuyo caso las pruebas sólo tendrán valor a efectos del Club.

 

En el documento anexo se aporta el citado test.

(VER ANEXO I: TEST B.H.)

 

  1. PRUEBAS DE TRABAJO.
    1. LAS PRUEBAS VENATORIAS.

 

Las pruebas venatorias se desarrollarán bajo el más estricto cumplimiento de la Ley de Caza https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1971-444, y de las leyes de caza y los requerimientos de cada Comunidad Autónoma, en todo lo referente al cazador, y a los perros, en lo relativo a licencias y seguros preceptivos, que són:

  • Licencia de cazador.
  • Tasas periódicas de la Comunidad Autónoma.
  • Documentación legal y sanitaria en regla (Nucleo zoológico, si se requiere) y vigencia de los perros presentados, así como los seguros preceptivos.
  • Obtención del permiso preceptivo del lugar y fecha en la que se realizará la prueba, dentro de la montería autorizada por la Autoridad legal competente, tanto para los perros como para su guía.

 

  1. Solo podrán acceder a realizar la prueba perros inscritos en el libro de orígenes del club, cuando se desee hacer constar en este la valoración de las pruebas, así como en el libro de registro de la RSCE.
  2. La prueba será realizada por un juez especialista designado por el club que valorará al participante de forma objetiva según los criterios establecidos por el club. (ANEXO II)
  3. Se juzgará a cada participante de forma individual, aunque en la pruebas intervengan mas participantes que hagan posible y creen la situación necesaria para valorar todos los factores.
  4. Para poder optar a la realización de la prueba el ejemplar deberá haber pasado con anterioridad el test de carácter con el fin de evitar contratiempos durante la realización de la misma.
  5. Durante la realización de la prueba cada ejemplar solo podrá ir acompañado de su dueño y por el juez especialista o personal de ayuda requerido por el club, no pudiendo ser acompañados por otras terceras personas.
  6. Cada participante solo tendrá dos posibilidades para realizar la prueba con éxito, es decir, que si en una primera prueba el ejemplar no cumple podrá optar a un segundo intento de realizar la prueba.
  7. El resultado del la prueba que dictamine el juez será irrefutable.
  8. El ejemplar no podrá obtener una puntuación de cero en ningún apartado, de ser así será eliminado de forma automática de la prueba.
  9. La calificación de la prueba vendrá determinada por los parámetros establecidos en el ANEXO II.
  10. La calificación de la prueba de trabajo quedara recogida en las bases del club y se hará constar en la ficha del libro de orígenes del CLUB.
  11. Si el ejemplar obtiene una calificación igual o superior a MUY BUENO, podrá optar a ser inscrito el R.E.A.L como ejemplar distinguido del club, si ha obtenido el resto de requerimientos.
  12. Para obtener la máxima puntuación de la prueba deberá asistir como mínimo a dos actividades cinegéticas o de brega que escoja de las propuestas por el club.
  13. Durante la realización de la prueba no se tendrá como objetivo dar muerte al animal sino apresarlo con el fin de poder realizar nuestras mediciones.
  14. Al final de la prueba el club entregara un DIPLOMA como constancia de la realización de la prueba por parte del ejemplar, pendiente de la valoración posterior que igualmente se entregará por escrito. Toda la documentación será recogida y gestionada por el Club del Alano Español, para que cumpla con su objeto estatutaria como Asociación.

 

 

 

 

(ANEXO II: PRUEBAS DE TRABAJO VENATORIO PTV)

 

 

(Plantilla de la prueba)

 

PRUEBAS DE TRABAJO VENATORIO CON ALANO ESPAÑOL

 

CLUB DEL ALANO ESPAÑOL

 

  • NOMBRE DEL EJEMPLAR:
  • Nº MICROCHIP:
  • Nº REGISTRO CDAE:
  • PROPIETARIO:
  • JUEZ:
  • LUGAR PRUEBA:
  • FECHA:

 

 

PARÁMETROS DE LA PRUEBA

Los parámetros determinados para poder medir la calidad funcional de los ejemplares, se han basado en la “FICHA DE EVALUACIÓN DE CARACTÉRES FUNCIONALES” realizada por el Departamento de Producción animal de la Universidad Complutense de Madrid, para la Unión de Criadores de Toros de Lidia, junto a los que hemos tenido el privilegio de trabajar, para determinar el método de gestión más eficaz en la elaboración de estas pruebas.

 

            PARÁMETRO                                         PUNTUACIÓN                                 VALOR      RESULTADO

 

INSTINTO 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 1  
CAPACIDAD FÍSICA 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 1  
INTELIGENCIA 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 1  
AUDACIA 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 1  
UBICACIÓN PRESA 0                   10 2  
SOCIABILIDAD 0                   10 2  
TENACIDAD 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 2  
                        TOTAL  

 

 

RESULTADO DE LA PRUEBA

 

  • BUENO: 70-80
  • MUY BUENO: 80-90
  • EXCELENTE: 90-100

 

DESCRIPCIÓN DE LOS PARÁMETROS.

 

  1. INSTINTO CINEGÉTICO: Se valorara las aptitudes naturales de búsqueda y presa que mantenga el ejemplar durante el transcurso de toda la prueba. Estos instintos se manifiestan en el deseo de dar caza al animal desde el primero momento, en sus ganas de rastrear y ventear, de impedir su huida y de sujetar a la presa sin dar síntomas de violencia.
  2. VELOCIDAD Y RESISTENCIA: Facultades físicas del ejemplar y agilidad natural para desempeñar trabajos que precisen de cualidades funcionales.
  3. INTELIGENCIA: Capacidad para comprender en todo momento las distintas situaciones que se den, la estrategia durante la prueba y el vínculo con el dueño. Se manifiestan en su facilidad para ser controlado por él, o también la colocación durante el agarre, en una forma de defensa que le evitará daños mortales, y que también expresa su agudeza mental.
  4. AUDACIA: Determinación para entrar en el agarre sin valorar el tamaño del animal, lo escarpado del terreno o cualquier adversidad. Es lo contrario de ejemplares miedosos, inseguros o aprovechados que esperan la iniciativa de otros compañeros de caza.
  5. UBICACIÓN: Característica diferencial del alano, que puntúa doble y es taxativa. La presa se debe realizar en puntos sensibles claves de la res: en el morro, la jeta, o las orejas. No son deseables mordidas retrasadas en el cuerpo o “buscando ventaja” en zonas que ahorran la exposición del alano e imposibilitan el remate del guía.
  6. SOCIABLIDAD: Se valorara que los ejemplares no tengan ninguna aptitud agresiva hacia otros ejemplares participantes en la prueba. Doble puntuación al ser otra de las grandes diferencias con otras razas de presa.
  7. TENACIDAD: Obtendrán mayor puntación aquellos ejemplares que no varíen la posición de la mordida durante el agarre del animal. Variable que también puntúa doble y cuya falta penaliza al ejemplar para una efectiva funcionalidad.

 

  1. LAS PRUEBAS DE ADIESTRAMIENTO.

 

Las características morfológicas y psicológicas del alano español, en cuanto a su rapidez, resistencia, agilidad, inteligencia, sociabilidad, equilibrio psicológico, energía, olfato e instinto de presa, le dotan para cualquier tipo de trabajo, deportivo o de utilidad, tal como: RCI, mondioring, ring francés, obediencia internacional, ZTP, pruebas de las federaciones de mushing, como canicross, …etc. Pruebas policiales, militares, …etc.

 

Todas estas pruebas podrán ser incorporadas a la cartilla de trabajo del alano, aunque sólo aquellas que cubran las cualidades tradicionales del ejemplar, le confirmarán como perro de trabajo, no sirviendo para ello pruebas que sólo califiquen parte de estos parámetros. Para ello deberán cubrir obligatoriamente todos y cada uno de los siguientes:

 

  • Prueba en la que se mida su capacidad de hacer presa y soltar.
  • Prueba en la que se midan sus capacidades de agilidad.
  • Prueba en la que se mida su capacidad de obediencia.

 

De entre todas las pruebas que cumplen con estos 3 parámetros, el Club recomienda como prueba generalista, hasta que exista una prueba diseñada a medida el ZTP, cuyo reglamento se adjunta como Anexo III.

 

(VER ANEXO III: PRUEBA DE TRABAJO DE ADIESTRAMIENTO ZTP)

El Proyecto “ALANO ESPAÑOL”

2.     El alano español (Proyecto actual)

En la década de los 80 arranca el Proyecto “Alano Español”, tal y como se conoce hoy en día, que ostenta el honor de haber atrapado a los últimos grandes ejemplares de perros alanos que fueron relegándose de toda España, hasta el norte peninsular, en la ganadera y valiente comarca de Las Encartaciones.

2.1 Herencia genética: Instintos y temperamento.

Los ganaderos encartados nunca permitieron que sus chatos y lebreles de presa se soltaran de las orejas de su bravo ganado autóctono, y a ellos les debemos agradecer eternamente el hecho de haber conservado las virtudes del viejo perro alano, cuando en el resto  de latitudes iba  mestizándose o simplemente desapareciendo poco a poco, después de la guerra civil española. Pero no sólo eso, es preciso entender que más allá de mantener las viejas genéticas que nos conectan con el mito medieval, aún van más allá: exprimen en una última y depurada criba durante varias décadas, con el tamiz de una raza de trabajo, y en el más exigente de los bancos de pruebas: el agarre de ganado bravo. Por los valles y montes de bosque del vértice de Cantabria, Burgos, y Álava, corren semi-salvajes monchinos y tudancos, que no permiten otra forma de manejo y captura, debido a las condiciones del terreno por un lado, y sobre todo a lo díscolo de su temperamento, que no acepta el acuerdo para rendir su libertad. No es otro el motivo por el que se utiliza  el método tradicional, generación tras generación de vaqueros, hasta la década de los 90.

Bien es cierto que los cazadores siempre han acudido al stock de los ganaderos encartados para proveerse de sus mejores perros de agarre de jabalí, siendo utilizados en un tipo de montería también tradicional, a perro y cuchillo, pero la crianza y selección de ambos es bien distinta, y se impone, por muchos motivos, la del bueyero.

Las cualidades para ser un perro ganadero titular, elevan al perro de presa a zona sobresaliente, es decir, a un valiente perro de combate, con la mayor capacidad de presa, se le suman cualidades más propias de otras razas: sociabilidad con otros perros, inteligencia sobresaliente para comprender situaciones y obedecer al guía entre altas dosis de adrenalina, equilibrio psicológico para retornar a la calma atenta una vez controlada la res… y un largo y complejo eccétara, ya que el agarre no finaliza con la muerte como sí sucede en la montería con el mortal jabalí. Todo este complejo equilibrio no abunda en otras razas de presa, ni se logra enfundar en la genética en unos pocos cruces, sino que es el largo trabajo de décadas de selección radical y sin concesiones, el que lo consigue. Este es el principal tesoro de nuestro alano español, y ese es uno de nuestros objetivos principales:

  • Conocer concienzudamente las virtudes necesarias que certifican al perro de toros.
  • Crear la herramienta o herramientas que midan tales parámetros, no sólo para el agarre, sino para la suelta.
  • Destacar las pruebas alcanzadas por cada ejemplar en nuestros pedigrís.

2.2 Los tipos:

En el aspecto morfológico, el Proyecto del Alano español se enfrenta a un dilema, con dos posibilidades:

  1. Redactar un estándar en el que quepan todos: chatos y monteros con todos sus sub-tipos intermedios.
  2. Crear un estándar para cada uno de los tipos tradicionales clásicos.

Desde este punto de vista, en esa década de los 80 se localizan ejemplares válidos para el agarre que van desde un tipo como Txakur, de gran sustancia y braquicefalia, hasta otros de menor cubicaje, como Limón o Navarro,  y con un índice cráneo encefálico menor, o  menos chatos. Además, la perra que se introduce desde Extremadura: Loli, posee una estructura osea más ligera y corredora, con lo cual, todos los tipos vuelven a mezclarse, como vino ocurriendo desde la antigüedad.

Llegados a este momento, en el año 1990 se redacta y publica en el BOE, https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2004-5652 el primer estándar de la nueva época, tendiendo a un alano intermedio, centrado en esos ejes descritos, aunque con una permisibilidad amplia. Cuatro años más tarde, en el 1.994 la RSCE decide reconocer oficialmente que el alano español no está extinguido de nuestra cinofilia y publica el actual estándar oficial, http://www.rsce.es/web/index.php?Itemid=289&id=273&option=com_content&task=view más conciso que el publicado en el BOE.  El Club pionero GAPAE, se había disuelto y de su escisión Sur, surge un nuevo Club, cuyos socios fundadores dan paso a otros nobeles, sin experiencia, que inician una organización que no integra a todos los alaneros, y que selecciona un nuevo tipo carente de funcionalidad y atavismo, hasta que en el año 2014, decidimos crear el CLUB DEL ALANO ESPAÑOL, cuyas causas, motivaciones, y objetivos serán explicados en profundidad más tarde.

 

2.3 Funcionalidades.

Ya hemos visto que el stock original de este proyecto es de oficio ganadero, con salidas tradicionales de perro montero, pero con un temperamento e instintos que le dotan para muchas tareas aún por desarrollar. Como perro de utilidad, una vez abierta la puerta del adiestramiento deportivo, en el RCI se constatan grandes posibilidades en las áreas de obediencia, rastro y defensa, para aficionados a los perros de presa, que les apasione el mundo del trabajo, pero no necesariamente con perros de pastor. Las facultades físicas a la que hay que llegar para competir y ganar en pruebas de Canicross, deja muy alto también el pabellón deportivo, y desde ese punto, podemos estar bien orgullosos de ofrecer a la cinofilia internacional el espíritu de aquella generación bullenbeisser, pero con sabor español. Un perro de familia cuya versatilidad y gran calidad psicológica y temperamental, está al alcance de muy pocos ejemplares en otras razas. En función de cómo avancemos en estas áreas, y en las manos de quien caigan los ejemplares mejor dotados, podemos comenzar a pensar incluso en la cúspide de la utilidad, los perros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Desde la detección de drogas o explosivos hasta la intervención policial.